top of page
3 Plantines Apio Ensalada

3 Plantines Apio Ensalada

$990Precio

Visita https://www.plantin.cl/post/Introducción a la huerta hidropónica

 

  • Origen del Apio: El apio es una planta originaria del Mediterráneo, aunque también se encuentra en otros centros secundarios como el Cáucaso y la zona del Himalaya. Su conocimiento se remonta a la antigua civilización egipcia. A lo largo de la Edad Media, el apio se desarrolló como una hortaliza y, en la actualidad, se consume tanto en Europa como en América del Norte.

 

  • Clima y Condiciones de Crecimiento: El apio es un cultivo de clima templado y no tolera bien las temperaturas frías del invierno cuando se cultiva al aire libre, especialmente en las regiones interiores. Durante su fase de desarrollo, una disminución significativa de la temperatura durante varios días puede provocar que la planta florezca prematuramente. Este problema se atenúa cuando el suelo está protegido con láminas de plástico. El apio requiere una exposición a la luz adecuada para su crecimiento.

 

Las temperaturas óptimas varían según la fase de cultivo:

  • En la fase inicial, la temperatura ideal se sitúa alrededor de 16-20°C.
  • En las etapas posteriores, se adapta a temperaturas más bajas, pero siempre por encima de 8-10°C.
  • Temperaturas mínimas frecuentes cercanas a 5°C pueden ocasionar que los pecíolos (tallos) se vuelvan quebradizos.

 

  • Requisitos de Suelo: El apio no es muy exigente en cuanto al tipo de suelo, siempre y cuando no sea excesivamente húmedo. Requiere un suelo profundo, ya que su sistema radicular puede extenderse verticalmente a una gran profundidad. El pH del suelo debe rondar la neutralidad. Es especialmente demandante de boro, por lo que este elemento es esencial en el suelo. El apio no tolera bien la salinidad, ya sea en el suelo o en el agua de riego. Requiere un nivel de humedad adecuado en el suelo, sin que llegue a ser excesivo. Los riegos deben mantener el suelo en un estado de humedad constante, ya que la sequedad del suelo puede resultar en la disminución de la calidad del cultivo.

 

  • Preparación del Terreno: Preparar el terreno para el cultivo del apio implica una labor de desfonde profundo, seguida de dos pasadas con un rotovator. Luego se lleva a cabo una labor de acaballonadora, que crea surcos de 50 cm de ancho y caballones de igual medida en el terreno. Si la parcela ha sido utilizada previamente para cultivos con recolección mecanizada, se recomienda un paso de subsolador para romper posibles capas endurecidas más profundas en el suelo.

 

  • Riego: Durante las primeras etapas de desarrollo, el apio requiere riegos abundantes y regulares, ya que las plántulas necesitan un crecimiento constante. A lo largo de todo su ciclo de crecimiento, este cultivo es susceptible al estrés causado por la escasez de agua en el suelo. El riego puede realizarse mediante métodos de gravedad, riego localizado o aspersión, siendo este último especialmente interesante en el cultivo del apio.

 

Visita https://www.plantin.cl/post/introduccion al trasplante con almacigos mis primeros pasos

    a91d67_cdc944d00d704b6a84bc3561c02e368b~mv2.jpg

    Productos relacionados